Un ascensor de vértigo en tierras de ‘Avatar’

Exactamente 1 minuto y 28 segundos -o lo que es lo mismo, 88 segundos– es el tiempo que invierte el triple ascensor al aire libre más alto del mundo, instalado en el parque nacional forestal de Zhangjiajie, en el centro de
China
, en superar sus 326 metros. Se trata de una estructura metálica y de cristal que permite a los visitantes contemplar el espectacular paisaje que les rodea.

Los elevadores, que ascienden escondidos en las paredes de un acantilado, serían una atracción en sí mismos si no se encontraran en un rincón con especial significación para los cinéfilos: el lugar que inspiró a James Cameron a la hora de crear los escenarios de

Avatar.
Y es que la curiosidad por observar en primera persona cómo eran en realidad las montañas del planeta Pandora, hogar de los na’vi, hace que miles de turistas se acerquen hasta aquí.












Situado en el centro del país, a unos 400 kilómetros de la ciudad de Hunan, el ascensor Bailong, que en chino significa “elevador de los Cien Dragones”, en la actualidad es utilizado a diario por ocho mil visitantes, una cifra que queda todavía muy lejos de los 14.000 que solían antes de la pandemia por 129 yuanes (16, 5 euros), antes de la pandemia.


Una estructura de casi 20 años





Si bien es cierto que estos elevadores de dos pisos han adquirido una mayor notoriedad a partir de 2009 con el estreno de la película, ya funcionaban desde 2002, cuando sustituyeron a un teleférico con capacidad muy limitada que provocaba notables colas.

Unos ocho mil turistas utilizan a diario el elevador, casi la mitad que antes de la pandemia
Unos ocho mil turistas utilizan a diario el elevador, casi la mitad que antes de la pandemia
(WANG ZHAO / AFP)



Desde entonces, las críticas no han arreciado. Algunos sectores denuncian sus efectos adversos sobre el parque, hoy reconocido por la Unesco como patrimonio de la humanidad por la singularidad de sus picos de arenisca de cuarzo, únicos en el mundo.





Más allá de la polémica, todo el mundo coincide en la espectacularidad de la obra y de las vistas del paisaje desde el elevador. Y es que sus infinitas cuevas, lagos, y profundos barrancos salpicados de vegetación hacen del parque de Zhangjiajie uno de los lugares más bonitos del mundo.

Turistas frente al elevador Bailong, el más alto del mundo
Turistas frente al elevador Bailong, el más alto del mundo
(WANG ZHAO / AFP)








Source by [author_name]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *