Diez planes para disfrutar Madrid a pesar del cierre por el coronavirus


Actualizado:

Guardar

La ciudad de Madrid está llena de oportunidades para disfrutar del fin de semana. Zonas verdes, museos, parque de atracciones, zoológico, teleférico, palacios … un sinfín de oportunidades para recorrer las calles de la capital sin necesidad de salir de ella.

Parque del Capricho

El Parque de El Capricho, situado en el madrileño barrio de la Alameda de Osuna, fue mandado construir por la condesa-duquesa de Benavente entre 1787 y 1839 y es el único jardín del Romanticismo existente en la capital. Considerado uno de los parques más bellos de la ciudad tiene una superficie de 14 hectáreas con rincones de cuento como el estanque, la plaza de los Emperadores, la fuente de los Delfines y de las Ranas, la «casa de la vieja», el fortín, la ermita, o el «abejero». El palacete, obra de Antonio y Martín López Aguado, albergó en su día numerosos cuadros de Goya.

Tras décadas de relativo abandono, en 1974 fue comprado por el Ayuntamiento de Madrid, y en 1985 fue declarado Bien de Interés Cultural. Solo abre los fines de semana y festivos. Su entrada, que es gratuita, está controlada con tornos que limitan el aforo a 1.000 personas.

Un paseo por la Plaza Mayor

La Plaza Mayor suele ser el punto de partida de los recorridos por el casco antiguo de la capital; de ahí que sea un centro neurálgico para turistas. Las posibilidades gastronómicas alrededor de esta plaza tan castiza son muy atractivas. De hecho, y en gran medida de la mano del conocido Mercado de San Miguel, la zona se ha vuelto a poner de moda.

En la plaza la tradición pasa por degustar un bocata de calamares con las tan típicamente madrileñas cañas. En la zona también abundan espacios para tapear, para merendar y cenar.

Para los nostálgicos o para aquellos que prefieren la cocina tradicional, una recomendación especial: el restaurante Botín del que se dice que es el restaurante más antiguos del mundo. Fue fundado en 1725 y su especialidad es el cochinillo asado. Otro emblema del área aledaña a la Plaza es la Chocolatería San Ginés, donde miles de churros se sirven con tazas de chocolate caliente.

Teleférico

Para aquellos que prefieran ver la ciudad desde las alturas una opción para desconectar en plena naturaleza es ir al Teleférico que comienza en el paseo del Pintor Rosales y termina en la Casa de Campo. En su trayecto sobrevuela la rosaleda del Parque del Oeste, la estación de cercanías de Príncipe Pío, la ermita de San Antonio de la Florida y el río Manzanares y termina junto a la plaza de los Pasos Perdidos de la Casa de Campo. En esta terminal hay un restaurante-cafetería con un mirador, un aparcamiento para vehículos y zona de picnic con un parque infantil.

Un «viaje» en barca

Con 125 hectáreas y más de 15000 árboles, el parque de El Retiro es un remanso verde en el centro de Madrid. No es solo uno de los pulmones de Madrid, sino que ofrece también cultura, ocio y deporte a madrileños y visitantes. Entre sus elementos arquitectónicos e históricos más importantes se encuentran: el Estanque Grande, un lugar perfecto para tomar el sol y montar en barca. Construido entre 1634 y 1636 por el arquitecto Cristobal de Aguilera, este estanque fue el corazón del jardín del palacio de recreo del Buen Retiro y ha servido para acoger espectáculos acuáticos, como batallas navales o naumaquias, y los paseos en barca de los reyes y su corte.

Montar en tren sin salir de Madrid

Los amantes del los trenes no pueden dejar de visitar el Museo del Ferrocarril. Situado en la antigua estación de Delicias, un hermoso edificio del siglo XIX, el museo permite acercarse al patrimonio ferroviario de Madrid gracias a una notable colección de locomotoras de vapor. Cuenta con distintas salas como la de relojes, de tracción, de infraestructura o de viajes que permite al visitante conocer la historia del ferrocarril. Una de sus joyas es el Tren de la Fresa, un tren histórico que une Madrid con Aranjuez.

Museo Arqueológico Nacional

Es uno de los centros de arte donde más disfrutan niños y mayores porque pueden recorrer con la imaginación la historia de España, recrear sus batallas, contemplar los vestigios de otra época. Dispone de guías multimedia desarrolladas por GVAM, con audio, imagen, subtítulos y vídeos en lengua de signos española.

Visitar un palacio de la Casa de Alba

El Palacio de Liria, de la Casa de Alba, es una de las residencias privadas más importante de Madrid. Fue construido entre 1767 y 1785 por orden del III duque de Berwick y de Liria, don Jacobo Fitz-James Stuart y Colón bajo la dirección del arquitecto Ventura Rodríguez (1717-1785).

Hoy es la residencia del XIX duque de Alba, don Carlos Fitz-James Stuart, y sede de la Fundación Casa de Alba, y es de los edificios arquitectónicos más importantes de Madrid, albergando una de las colecciones de arte privadas más destacada del mundo. Las visitas se realizan en grupos con inicio cada 30 min. Tienen una duración de 65 min.

Una «escape room»

Las «escape room» están de moda pero si aún no sabes que son la explicación es sencilla: Varias personas se encierran en una habitación y a través de pistas deben conseguir salir del lugar en menos de un tiempo definido, normalmente una hora. Esta actividad lúdica, se puede hacer, por ejemplo, en MAD Escape Room. Existe la posibilidad de hacer la actividad desde los siete años.

Parque de Atracciones

El Parque de Atracciones de Madrid ha estrenado ya la temporada de Halloween con una variada programación de exclusivas experiencias de terror y performance musicales para toda la familia y jóvenes. La vuelta del emblemático pasaje El Viejo Caserón, y otras experiencias de terror como Nosferatu, Horror Cinema Director’s Cut o The Walking Dead Experience serán algunos de los platos fuertes de esta temporada.

Para garantizar las medidas de seguridad, el acceso de los visitantes a los pasajes de terror se realizará a través de un sistema previo de reserva; seguirá siendo obligatoria la mascarilla, distancia social y utilización de gel hidroalcohólico.

El Zoo de Madrid

En el Zoo Aquarium de Madrid también se celebra un Halloween diferente en la que la magia del reino animal es uno de los grandes atractivos para aprender de sus habitantes a lo largo de un recorrido de 22 hectáreas.

Un paseo en pleno corazón de la Casa de Campo en el que las familias pondrán observar los hábitos y transformaciones otoñales de algunas especies. Cérvidos en su mayor esplendor presumiendo de astas recién mudadas. Lobos, bisontes y camellos que lucen su renovado pelo con el que se protegerán del frío o las bellas focas grises que aumentan su capa de grasa, son algunas de las estampas para disfrutar del zoo madrileño y dotar de un aire de misterio y naturaleza a un Halloween diferente.

Toda una lección de nuestra biodiversidad en un recorrido al aire libre que permitirá a adultos y pequeños disfrutar con seguridad de su visita al parque y la oportunidad de participar en alguno de los talleres para padres e hijos previstos para los próximos 17 y 31 de octubre y 2 de noviembre de 2020, de 11.00 h. a 16.00h., en los que se mostrará la saludable dieta de grandes mamíferos como elefantes, grandes felinos o primates que servirá de festín a sus habitantes.

Ver los
comentarios

Source by [author_name]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *