31 espacios naturales de España poco conocidos que merecen ser descubiertos


Actualizado:

Guardar

Los territorios por donde discurren cada una de las actuales 31 Rutas del Vino de España son tan singulares desde el punto de vista de la viticultura como desde el entorno natural y paisajístico. La tradición del vino es el punto de partida y la guía de la propuesta enoturística de este club de producto. Pero no el único. Los espacios naturales son elementos esenciales de estas escapadas de enoturismo. Y el verano es uno de los mejores momentos para adentrarse en esos espacios, la mayor parte poco conocidos pero verdaderamente asombrosos y fascinantes. Montañas, valles, cañones, ríos, lagunas, costas o playas.

Paseo ecológico de Benissa

Paseo ecológico de Benissa
Paseo ecológico de Benissa – LarsterMeulen

Benissa es una de las localidades de la Ruta del Vino de Alicante. A lo largo de sus cuatro kilómetros de costa podemos seguir este recorrido de baja dificultad que lleva por acantilados y por pequeñas calas fácilmente accesibles. Los pinos siempre están presentes, pero también muchas otras especies botánicas.

En diferentes puntos del itinerario encontrarás panales informativos que descubren esa riqueza botánica, pero también aspectos relacionados con la geología, la cultura local y la historia.

Desfiladero de La Yecla

Muy cerca del monasterio de Santo Domingo de Silos, en el territorio de la Ruta del Vino Arlanza, el arroyo El Cauce ha ido horadando a lo largo de siglos un estrecho, profundo y sinuoso cañón, conocido como el Desfiladero de La Yecla. Unas pasarelas metálicas ancladas a las paredes de roca grisácea permiten recorrerlo y admirar las pozas y las cascadas que se esconden en esta quebrada.

Cañones del Duero

Arribes, arribas o arribanzos. Con estos nombres se conocen los cañones tallados por el agua del Duero en las rocas graníticas y metamórficas a su paso por las provincias de Zamora y Salamanca. 180 kilómetros de cañones fluviales que son uno de los principales atractivos naturales de la Ruta del Vino Arribes, y que se pueden recorrer en barco o a pie y en coche desde lo alto de las escarpaduras, disfrutando de las espectaculares vistas desde la red de miradores que jalona todo el curso del río.

Pozo Ferreira

Pozo Ferreira
Pozo Ferreira – Gregorio Manglano García

La sierra de los Ancares y toda su comarca es uno de los rincones de la península Ibérica donde más nítida podemos tener la sensación de estar en un lugar alejado en el tiempo. La conservación de las antiguas tradiciones ha ido paralela a la de la protección de la naturaleza. Tu recorrido por la Ruta del Vino Bierzo Enoturismo bien puede completarse con algunas de las rutas por los Ancares, como la que lleva al Pozo Ferreira, que es el nombre del lago del pico Cuíña, una laguna glaciar de la que nace el río Cuíña, afluente del Cúa.

Valle del Aceniche

Entre Ceheguín y Bullas, en la Ruta del Vino Bullas, este paraje está declarado de interés paisajístico natural, tanto por su belleza como por su valor ecológico. Aquí, entre las sierras de Lavia y del Cambrón, se da el mayor índice de pluviometría de la región de Murcia, e incluso son frecuentes las nevadas. Además este lugar está considerado un ecotono, una zona en la que se superponen dos ecosistemas. De ahí su enorme biodiversidad, especialmente en cuanto a aves se refiere.

Lago del Espejo

Para visitar este lago de nombre tan poético tendrás que pasarte por la Ruta del Vino Calatayud y, en concreto, por el Monasterio de Piedra. Arroyos, cascadas, lagos, grutas y senderos en mitad de una exuberante naturaleza forman el Parque Jardín Histórico de este antiguo cenobio. Las aguas del Lago del Espejo proceden de cuatro manantiales ubicados a tres metros de profundidad. Las plantas acuáticas que crecen en él le aportan mayor transparencia, así que es fácil adivinar la razón de su nombre. w

Sendero de la Ribera del Huerva

En la comarca de Cariñena por donde discurre la Ruta del Vino Campo de Cariñena se suceden tres tipos de paisajes: el llano, la sierra y la ribera del río Huerva, al que aquí llaman en femenino y grafían con «b»: «la Huerba». Por todo este territorio encontrarás diferentes senderos, unos pensados para hacer en bici y otros a pie, en los que se alternan llamativos espacios agrestes de gran interés geológico, con otros más humanizados, tachonados de huertas, campos de cultivo y embalses. Pero en muchos tramos, el Huerva y sus riberas se presentan asilvestrados, transportando al caminante a otros tiempos de mayor conexión con la naturaleza.

Cortados del Pisuerga

En un rincón de la Ruta del Vino Cigales, el páramo y los campos de cereales parecen levantarse hacia el cielo según se avanza por el camino que, poco a poco, se va volviendo más blanco, debido a la composición del terreno, formado por yesos y materiales calcáreos. Y, de repente, el suelo desaparece… A nuestros pies solo queda una enorme pared terrosa que flanquea el curso de un río. Estos son los Cortados del Pisuerga, un paraje geológico, recorrido por una senda desde la que se divisa un espectacular panorama y desde donde se contemplan las puestas de sol más evocadoras de la provincia de Valladolid.

Territorio Garnacha

Este es el nombre que la Ruta del Vino de la Garnacha- Campo de Borja le ha dado a una red de senderos diseñados para recorridos BTT por toda esta comarca de suaves planicies entre el valle del Ebro y las estribaciones del Sistema Ibérico y el Moncayo. Hay rutas para todos los públicos, unas más enfocadas a profesionales y otras, más fáciles, pensadas para familias; unas más deportivas y otras diseñadas siguiendo el interés paisajístico.

Sierra de Santa Ana

En el territorio de la Ruta del Vino Jumilla encontrarás diversos enclaves de geografía montañosa. Uno de ellos, la Sierra de Santa Ana, muy cerca de Jumilla, se puede descubrir siguiendo pistas forestales y un sendero de pequeño recorrido que se extiende por toda ella. Alberga una extensa masa forestal de pino carrasco, además de diferentes árboles singulares. Junto a las especies botánicas, la observación de fauna (en especial aves rapaces) es uno de sus reclamos más atractivos.

Lagunas de Alcázar de San Juan

En plena Ruta del Vino La Mancha puedes planificar algunos recorridos realmente sorprendentes, como visitar un sistema lagunar que forma parte de la llamada ‘Mancha Húmeda’, el conjunto de humedales, ríos y lagunas de esta gran comarca catalogado como Reserva de la Biosfera. Las tres grandes lagunas de Alcázar de San Juan son diferentes entre sí, una más estable y otras de carácter estacional, lo que hace que reúnan una gran diversidad de aves, algunas de ellas difíciles de avistar en otro lugar.

Hoz del Júcar

Juanjo Isidro
Juanjo Isidro

El territorio por el que se extiende la Ruta del Vino La Manchuela se enmarca entre dos ríos, el Cabriel y el Júcar. Las hoces que este último forma, tanto en la provincia de Albacete como en la de Cuenca, son tan desconocidas como espectaculares. En Alarcón, uno de los pueblos de la ruta, puedes realizar un recorrido senderista eligiendo un itinerario junto al río, siguiendo los meandros encajonados entre farallones de roca caliza, u otro algo más amplio que combina la parte superior de los cañones con los caminos que bajan hasta el agua.

Sierra de San Gervás

En realidad, este espacio natural de enorme interés paisajístico y geológico está formado por tres territorios diferentes pero unidos por el mismo sistema montañoso. Lo encontrarás al norte del Montsec, en el territorio de la Ruta del Vino de Lleida-Costers del Segre. Algunos viñedos crecen aquí a casi 1.200 metros de altitud, frente a estos montes prepirenaicos incluidos en la Red Natura 2000. Disponen de un buen número de senderos y circuitos de montaña, pero hay que informarse bien, pues muchos son de dificultad alta, no aptos para todo tipo de público.

Playas de Rota

Dentro de la Ruta del Vino y Brandy del Marco de Jerez encontrarás localidades costeras como Rota, que ofrece 16 kilómetros de playas de arena fina y blanca y de gran calidad. Parte de esas playas se integran en el Parque Natural de la Almadraba, un espacio natural de dunas y pinares plantados a principios del siglo XX para mantener ese sistema dunar del litoral e impedir que avanzaran hacia las tierras de cultivo. Esta zona está recorrida por una red de pasarelas de madera, con miradores, acceso a las playas y un centro de visitantes donde se explica el valor cultural y ambiental de este entorno.

Lagunas del Sur de Córdoba

En la campiña cordobesa, junto al paisaje de viñedos y olivares por donde discurre la Ruta del Vino Montilla-Moriles, encontrarás también lagunas de carácter estacional convertidas en Reservas Naturales por sus especiales valores como lugares de invernada y nidificación de aves migratorias. Algunas de esas lagunas son la de Zoñar (la de mayor profundidad de Andalucía y considerada el ‘reino’ del pato Malvasía), la del Rincón, la de Tíscar, la Amarga (llamada así por su alta concentración de sulfato de magnesio), la de los Jarales o la de Donadío.

Bardenas Reales

Diferentes figuras de protección (Parque Natural, Reserva de la Biosfera, ZEPA…) amparan uno de los territorios y paisajes más singulares de la península Ibérica: las Bardenas Reales, un conjunto de estepas, bad lands y rocas sedimentarias sometidas a milenios de erosión y desgaste. El atractivo paisajístico es excepcional, pero también otros muchos relacionados con el pasado geológico, la biodiversidad y la relación del hombre con el medio. Para conocerlas debes visitar la Ruta del Vino Navarra.

Playas en el Penedès

Montaña, bosques y playas… además de viñedos, claro. En la Ruta del Vino Penedès puedes encontrar esa potente variedad de espacios naturales y, de entre todos, te proponemos los que tienen que ver con la costa y el mar. Las playas forman parte del paisaje del Penedès y tienes 35 kilómetros de costa para elegir, ya sea en la comarca del Garraf o en la del Baix Penedès; céntricas, escondidas, grandes arenales o pequeñas calas al pie de acantilados.

Isla y Torre de San Sadurniño

Raul Lorenzo
Raul Lorenzo

La Ruta del Vino Rías Baixas es otro de los territorios donde se puede practicar enoturismo junto al mar. En Cambados, te proponemos visitar el barrio marinero de Santo Tomé, desde el que sale un puente que salva la ría de Arousa hasta la isla de A Figueira o isla de San Sadurniño. Ese es el nombre de la torre (ya en ruinas) que se levantó en la Edad Media y que servía para avisar a la población de las incursiones vikingas. La isla tiene hasta una pequeña playa donde, tal vez, puedas extender tu toalla…

Árboles singulares

En el extenso territorio que ocupa la Ruta del Vino Ribera del Duero, además de viñedos remarcables encontrarás árboles singulares que, desde esta ruta, proponen conocer para admirarlos y concienciarnos de la importancia de nuestro patrimonio botánico. Ya tienen catalogados 20, con toda la información sobre la especie, el ejemplar en concreto, la localización y su relación con los habitantes de la zona. Claro que si prefieres ver aves, puedes acercarte al Parque Natural Hoces del Río Riaza, considerado el mayor refugio de aves rapaces de Europa, con el que la ruta también colabora.

Sierra Grande de Hornachos

Las grandes rapaces son, igualmente, las estrellas de uno de los enclaves naturales más destacados en el territorio de la Ruta del Vino Ribera del Guadiana: la Sierra Grande de Hornachos. El conjunto de sierras rocosas que la componen sobresalen en las amplias llanuras de la Tierra de Barros, y se presentan como un reducto del bosque original mediterráneo, con matorrales y dehesas de encinas y alcornoques. Puedes recorrerlo a través de diferentes itinerarios autoguiados (para realizar a pie o en bici), además de planificar salidas especializadas de birdwatching.

Sierra de Toloño

La Sierra de Cantabria o Sierra de Toloño, que con ambos nombres se conoce, es el telón de fondo del territorio de la Ruta del Vino Rioja Alavesa, así que nuestra propuesta es conocerla de cerca. Y para ello, nada mejor que realizar alguna de las rutas senderistas de la zona, como la que sale de Kripán y va hacia el alto del Avellanal, rodeando una mole rocosa que destaca entre los bosques de hayas, llamada Montorte. Caminando por la cresta de la sierra llegaremos a la ermita rupestre de San Tirso.

Senderos del Vino

Las propuestas de rutas senderistas por el territorio de la Ruta del Vino Rioja Alta se agrupan bajo el nombre de Senderos del Vino. Con estos recorridos puedes conocer espacios naturales que van desde las riberas de ríos como el Ebro, el Oja y el Tirón, hasta bosques y zonas de monte cuando sigas algunos de los que se adentran en el área de la Sierra de Cantabria.

Cañón del río Leza

Uno de los más destacados espacios naturales en el territorio de la Ruta del Vino Rioja Oriental es la Reserva de la Biosfera de los Valles de Leza, Jubera, Cidacos y Alhama. Entre las diferentes propuestas de la zona te proponemos recorrer el Cañón del río Leza, un espectacular paisaje de grandes cortados de roca caliza por el que hay habilitado un sendero natural en el que encontrarás información sobre la formación geológica, la fauna y la flora de este entorno, además de un mirador desde el que tendrás algunas de las mejores vistas. En algunos puntos del itinerario también puedes bajar hasta el río.

El Tajo de Ronda

Si ampliamos la imagen más conocida de Ronda, el Tajo, veremos que a los pies de las paredes de roca sobre las que se asienta la ciudad hay viñedos. Es una estampa perfecta para empezar descubrir la Ruta del Vino Ronda y Málaga. Pero ahora nos centraremos en ese Tajo de Ronda, una garganta de 500 metros de longitud y 100 de profundidad, con una anchura de 50 metros y un enorme escarpe que se abre en una hondonada circular conocida como ‘La Caldera’. El río Guadalevín, que se desploma por una cascada de 35 metros es el creador de este espectáculo natural.

Riberas de Castronuño

A su paso por Castronuño, en la provincia de Valladolid, el Duero forma el mayor meandro de su curso. Sus márgenes poseen una rica biodiversidad y son el lugar de reproducción y refugio de una gran variedad de especies, algunas de ellas amenazadas, como la garza imperial o el aguilucho lagunero. Por todo ello, las Riberas de Castronuño están declaradas Reserva Natural. La visita a este rincón de la Ruta del Vino Rueda se puede hacer siguiendo una vía cicloturista o una senda pedestre que recorre los paisajes característicos de la reserva: carrizales, bosques de ribera, encinares y campos de cultivo. www.rutadelvinoderueda.com

Camino de los Prodigios

Este es el nombre de uno de los Caminos del Arte en la Naturaleza que puedes seguir en el territorio de la Ruta del Vino Sierra de Francia, en pleno Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, en la provincia de Salamanca. Se trata de un sendero circular, que une los municipios de Miranda del Castañar y Villanueva del Conde, que discurre entre robledales, campos de vides, olivares y bosques de alcornoques y madroños, y cruza puentes y pequeños cursos de agua. Las intervenciones artísticas que encontrarás a lo largo del recorrido permiten una nueva lectura de ese paisaje. www.rutadelvinosierradefrancia.com

Río Vero

La Sierra de Guara, en el prepirineo oscense y en el territorio de la Ruta del Vino Somontano, es uno de los lugares más señalados para practicar el turismo activo en barrancos y cañones, pero también esconde otros rincones para realizar otras actividades más reposadas, con el mismo y espectacular marco natural. En un tramo de la hoz del río Vero puedes realizar lo que aquí llaman «senderismo acuático», que consiste en caminar por la corriente de agua, que es tranquila y poco profunda, y refrescarse en las badinas que forma en su recorrido. www.rutadelvinosomontano.com

Paseo del Espolón

Este es un espacio urbano para admirar un espacio natural. El Paseo del Espolón, en Toro, recorre, a lo largo de rampas y algunos tramos de escaleras, la ladera sobre la que se asienta la ciudad zamorana, centro de la Ruta del Vino Toro. Es un enorme mirador desde el que disfrutar de unas estupendas vistas de toda la vega y del río Duero, atravesado aquí por el Puente de Toro o Puente Romano, uno de los más antiguos construidos a lo largo de su cauce. Huertos, campos de cultivo, bosques de ribera y, al fondo, las lomas por donde se adivinan los viñedos. www.rutavinotoro.com

Río Cabriel

Entre los lugares de mayor interés paisajístico y natural que puedes encontrar en el territorio de la Ruta del Vino Utiel Requena están las Hoces del Cabriel. Este enclave fluvial, fronterizo con La Manchuela, está catalogado Reserva Natural y, recientemente, en 2019, fue declarado Reserva de la Biosfera. De entre todos sus atractivos, destacan las formaciones geomorfolócias como Los Cuchillos de Contreras, las Hoces y las cárcavas del Valle de Fonseca. www.rutavino.com

Paraje Natural El Peral

El arroyo del Peral da vida a una extensa zona de abundante vegetación, localizada a unos siete kilómetros del centro de Valdepeñas. El paisaje de viñedos de la Ruta del Vino Valdepeñas cambia aquí por el de árboles de ribera y un área de pradera. La existencia de manantiales de aguas minero-medicinales dio lugar a la creación de un balneario, o casa de baños, a finales del siglo XIX, que ahora se ha restaurado y convertido en centro de interpretación donde se explican aspectos relacionados con el medio natural, el ciclo del agua y los humedales de la comarca. www.rutadelvinovaldepenas.com

Monte Arabí

Cueva Horadada
Cueva Horadada

Esta montaña que resalta en mitad de una llanura, en el territorio de la Ruta del Vino Yecla, es de lo más singular: su entorno posee una gran biodiversidad y, además, es un destacado enclave geológico y arqueológico. Los fenómenos erosivos han dado lugar a curiosas formaciones como enormes bloques pétreos redondeados, cuevas, abrigos y paredes de superficie alveolada. Es un lugar con muchas leyendas y misterios, por lo que se considera una «montaña mágica». www.rutadelvinoyecla.com

Ver los
comentarios

Source by [author_name]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *