Un paseo por el nacimiento de cinco ríos de España, la escapada perfecta para este verano

  • El Miño, en Pedregal de Irimia (Lugo)

    En la Sierra de Meira (Lugo) y concretamente en paraje conocido como Pedregal de Irimia, nace el río Miño. Recibe las aguas de diferentes fuentes entre las que se encuentra la laguna de Fonmiñá Pastoriza en la comarca de Tierra Llana. Durante mucho tiempo existió una gran polémica sobre si el nacimiento del Miño se encontraba en el Pedregal de Irimia o en la laguna de Fonmiñá, una afloración de aguas profundas, vinculada a procesos cársticos e hidrotermales que surge más abajo del nacimiento del Miño.

    Pedregal de Irimia se asemeja a un arroyo de piedra, en forma de embudo, situado en alto del monte. Las rocas parece que fueran colocadas allí por una mano humana y no por fenómenos puramente naturales.

    En las cercanías del Pedregal existe una área de recreo para facilitar la estancia de las numerosas personas que acuden al nacimiento del río.

    Todo el curso alto del Miño está declarado Reserva de la Biosfera. En sus últimos 76 km sirve de frontera entre España y Portugal, y desemboca en el océano Atlántico formando un estuario entre La Guardia (Pontevedra) y Caminha.

  • Salto del Nervión (Álava)

    El nacimiento del río Nervión está situado entre las provincias de Álava, Burgos y Vizcaya, donde está la cascada más alta de la Península, el Salto del Nervión. Más de 270 metros de caída. Un fenómeno natural que atrae a lo largo del año a miles de visitantes.

    Aunque la cascada o Salto del Nervión está ubicado en tierras alavesas, el Monumento natural Monte Santiago se encuentra en Burgos, (Castilla y León) en un balcón a 300 metros del suelo. Se dice que el agua sale de Burgos y cae en Álava.

  • El Tajo, en Frías de Albarracín (Teruel)

    El río Tajo, el más largo de la Península con 1008 kilómetros de longitud, nace en la sierra de Albarracín (Teruel), concretamente en los Montes Universales, en el punto denominado Fuente García.

    Unos metros más abajo del nacimiento del río está el monumento del Nacimiento del Tajo que pretende homenajear a las tres provincias en las que se forja. Teruel, representado por su «torico», la estrella y el cáliz representan a Cuenca y un caballero a Guadalajara.

  • El Ebro, en Fontibre (Cantabria)

    Turismo de Cantabria

    El nacimiento del río Ebro se sitúa en Fontibre, manantial situado en el municipio de Hermandad de Campoo de Suso, en Cantabria. Un monolito en piedra coronado con una pequeña estatua de la Virgen del Pilar custodia el nacimiento del río.

    En el entorno inmediato se encuentra el Centro de Interpretación Río Ebro donde el visitante puede conocer todos los pormenores sobre el río más largo de España desde su nacimiento a seis kilómetros de Reinosa hasta su desembocadura en el mar Mediterráneo, a la altura de Deltebre, en la provincia de Tarragona.

  • Nacimiento del río Guadalquivir (Jaén)

    Nacimiento del río Guadalquivir
    Nacimiento del río Guadalquivir – Manuel Miro

    El río Guadalquivir, el más importante de Andalucía, nace en la Sierra de Cazorla, Jaén, en una zona de gran valor ecológico dentro Parque Natural, donde viven fresnos, arces y majuelos rodeados de curiosas formaciones geológicas con densos pinares de pino laricio y negral.

    El nacimiento «oficial» del Río Guadalquivir se ha situado bajo una placa que reproduce un poema de los hermanos Álvarez Quintero. Pero, en sentido estricto, las fuentes del Guadalquivir se encuentran en la espaciosa hondonada de la Cañada de las Fuentes. En este lugar confluyen varios arroyos que descienden de las montañas cercanas: el de los Teatinos, el de la Juan Fría o el arroyo de la Luz entre otros.

  • Source by [author_name]

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *