Naturaleza a cuatro ruedas


Madrid
Actualizado:

Guardar

Este verano estará marcado por el turismo de proximidad y las escapadas rurales, pero también por la carretera. El recelo a coger transportes con mayor aglomeración vaticina que el coche particular será la opción elegida, muy a pesar de que no será lo mejor para el medio ambiente. Pero hay opciones diferentes y originales para disfrutar con seguridad y con mucho menor impacto sobre la naturaleza.

Un viaje único donde la improvisación y el contacto con el entorno son los principales protagonistas es lo que ofrece Cargoling. Puesta en marcha por una pareja de apasionados por el mundo del camper y los viajes, permite dormir y despertarse en cualquier rincón rodeados de naturaleza viajando, cual caracol, con una pequeña casa en la espalda.

Improvisación

«El aire libre, despertar en un lugar diferente cada día e ir tan lejos como queramos es lo que nos gusta. No hay límites y las posibilidades son infinitas. Vivimos en un país lleno de montañas, ríos, playas y prados. ¿Por qué elegir un solo lugar donde vivir, pudiendo vivir en todos ellos?», explica desde Cargoling Úrsula Barri, quien señala que «hay ganas de salir de casa, conectar con la naturaleza, escapar, respirar aire puro… viajar en camper nos dará todo esto. Pero lo más importante es que te permite aislarte e huir de las aglomeraciones, viajar seguro con los tuyos –porque si no se quiere no es necesario relacionarse con nadie– y, además, en un verano incierto permite improvisar la ruta según las noticias que vayamos teniendo sobre la pandemia». Porque, además, y como puntualizan desde Cargoling «descubrir sin rumbo no es lo mismo que estar perdido. Encontrar nuevos lugares para conocer y escapar de la rutina es la experiencia que buscamos».

Un autobús de hace 25 años con la
Un autobús de hace 25 años con la – Truck Rail

School bus americano

Otra experiencia original y diferente para viajar en grupos reducidos de hasta ocho personas con familiares y amigos es la que ofrece Truck Rail. Un «school bus americano» traído de Mississippi, que ha sido reacondicionado por dentro con todas las comodidades de una casa pero con la tecnología más sostenible. «Hemos apostado por la eficiencia energética y el respeto medioambiental.

El baño, por ejemplo, incinera los residuos en vez de usar componentes químicos; tiene placas solares en el techo que le aporta energía extra en los días más calurosos o una ducha con un consumo mínimo que permite ahorrar el 70% de agua», explica Javier Guerrero, CEO y fundador de Track Rail, quien puntualiza que «viajar no es sinónimo de contaminar. O, al menos, no debería serlo.

Por eso hemos incorporado la tecnología necesaria como filtros NOx y compensación de emisiones de CO2 para 2021». Jack, nombre con el que han bautizado a este autobús de doce metros, recorre los espacios naturales de Cádiz: las playas de El Palmar, las dunas de Bolonia, sus míticos pueblos blancos con más tipos de croquetas que habitantes… Y, finalmente, Tarifa, donde disfrutar del kitesurf. Durante los fines de semana se puede descubrir el Mediterráneo más salvaje en pequeñas calas de aguas cristalinas desde Jávea a Denia y realizar actividades acuáticas o degustar la gastronomía costera. El litoral portugués del Algarve es otro de sus destinos que, sin embargo, este verano no está disponible por el Covid.



Source link

Posted in Eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *