Firmes ecológicos, seguros y silenciosos


Madrid
Actualizado:

Guardar

En España hay más de 1.600 kilómetros de tramos de carreteras asfaltadas con polvo de caucho procedente de neumáticos fuera de uso (NFU). Un sistema de fabricación de asfaltos con propiedades mejoradas y respetuoso con el medio ambiente, abanderado por Signus, y que contribuye al modelo de economía circular. Estos firmes comienzan a ser soluciones de ciudades más sostenibles, como la ciudad de Málaga, que apuesta por convertir el asfaltado con este material reciclado en algo obligatorio.

Pilar Vila, jefa del Servicio de Infraestructura de la Gerencia municipal de urbanismo de Málaga, explica que la primera actuación en este campo se hizo en 2012 y, desde entonces, se ha indo implentando. «Hay zonas de la ciudad que cuentan con polvo de neumático, como el Paseo de los Curas o la Avenida Europa. Hemos apostado claramente por esta solución porque los estudios demuestran sus claros beneficios: mejora la resistencia a las roderas, le da a la mezcla más viscosidad, presenta mayor durabilidad y una reducción considerable del ruido. A una velocidad de 50km/h disminuye hasta cinco decibelios». Vila explica que existen diferentes tipos de mezclas en función de la proporción que lleve incorporada el betún de polvo de neumático. La más eficaz y sostenible: la vía semihúmeda.

Un ejemplo de ello es el producto el RARx, desarrollado por CIRTEC. «Hablamos de un producto de alta tecnología fabricado a partir de neumáticos fuera de uso en más de un 60% de su composición pretratado con betún y otros aditivos de origen mineral», explica Miguel Ángel Sanz, de CIRTEC y responsable del proyecto. Algo que supone toda una evolución de las tecnologías existentes hasta la fecha para incorporar polvo de neumático en mezclas asfálticas ya que permite su utilización en cualquier obra o lugar con solo incorporarlo a la mezcla. Y, al no necesitar digestión, no se produce incremento energético en la fabricación del asfalto. «Su capacidad técnica es excepcional al permitir mezclas de alta resistencia a la fisuración, de baja sonoridad y de alta durabilidad», matiza.

A nivel ambiental, el uso de este polvo de neumático en lugar de los aditivos comunes tiene grandes beneficios medioambientales. «Evita la utilización de polímeros sintéticos, derivados del petróleo, generando una verdadera economía circular. Disminuye la cantidad de materias primas necesarias para su fabricación ya que permite capas más delgadas, aprovecha al máximo el polvo de caucho y supone un ahorro económico», enumera Sanz.

Menos ruido

A ello hay que sumar su baja sonoridad, algo que incrementa la calidad de vida en los entornos de la calle o vía asfaltada. «Es un ejemplo de un aprovechamiento mejorado de los recursos para reducir materias primas y un paso hacia ciudades sostenibles», puntualiza Sanz, para quien es importante que «la normativa regule el porcentaje mínimo de polvo de neumático que debe contener el betún para considerarse betún caucho. En España este límite va a ser del 6%, pero cuanto más alto sea, mejor para la calidad y el medio ambiente».

Desde CIRTEC se insiste en que si en España se prescribiese betún mejorado en todos los proyectos y betunes modificados con

caucho (12% NFU) en sustitución de los betunes modificados con polímeros, se generaría una reducción equivalente a la producida por un parque solar de 240 Ha, o lo que es lo mismo, de 10.000 Mw instalados, produciendo durante diez años, por cada año productivo de producción de asfalto. Además, se permitiría el reciclaje de cerca de 100.000 Tn/año de neumáticos usados, el 30% de los neumáticos generados en España. Ello redundaría en una enorme generación de modo a la economía. Un sistema que ya se está utilizando con éxito en empleo asociada al sector del reciclado y del betún, ayudando de este carreteras de España y en otras zonas como México, Alemania o Chile, y con el que ya cuentan algunas calles de ciudades españolas como Málaga o Madrid. El informe «20 años de mezclas asfálticas con polvo de neumático en las carreteras españolas», elaborado por Signus, señala que aquellas realizadas con polvo de neumático presentan, a pesar del paso de los años y de las condiciones adversas a las que se han visto sometidas, el mismo aspecto que el primer día.



Source link

Posted in Eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *